sábado, 28 de abril de 2018

EL 29 DE ABRIL DE HACE 27 AÑOS, JUAN JOSÉ LAFORET ACUÑABA EL APELATIVO: "GRANCANARIOS, "ANSITEÑOS" DE ESTIRPE".



El 29 de abril de 1991, el actual Cronista Oficial de LPGC y, de la isla de Gran Canaria e Hijo Predilecto de LPGC, JUAN JOSÉ LAFORET, pronunciaba una Lección Histórica sobre el tema: "ANSITE Y EL QUINIENTOS ANIVERSARIO DEL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA. -APUNTES PARA UN DEBATE-".

En su intervención, el amigo Laforet dejó acuñada aquella frase: "Grancanarios, ansiteños de estirpe", que hoy se nos antoja rescatar y desempolvar.

Por Pedro José Franco López.

El título de la Lección Histórica venía a cuento, dado que en 1991 estábamos a tan sólo un año de las conmemoraciones del 500 Aniversario del Descubrimiento de América: 1492/1992.

En el documento que publicó la Vicepresidencia del Gobierno de Canarias, dónde aparece el texto integro de la Ponencia de Laforet, éste es presentado como: Periodista, Profesor y Escritor, Académico de Número de la Academia de Ciencias Humanísticas y Relaciones;  Secretario de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Las Palmas, miembro del Real Patronato de Ansite.


El texto no tiene ningún desperdicio e invito a que los amantes de la Historia lo consulten y saquen provecho de él. No haré uso de ninguno de sus párrafos.

Por nuestra parte, sólo reproducir un poema de Laforet, que figura como introducción de la Lección Histórica: 




"Grancanarios, ansiteños de estirpe"


Gran Canaria,
en el Día de la Paz
-29 de abril de cualquier año
durante los últimos cinco siglos-,
debo pregonar tu mensaje de hermandad,
tu espíritu isleño y universal,
por todos los barrancos de las Tirajanas.
por cumbres y medianías, 
traspasar el límite de tu geografía circular,
y con las otras Insulas, compañeras ineludibles
de tu singladura Atlántica,
surcar los caminos del Oceáno en una y otra dirección.

ANSITE, primígena canariedad,
origen de los caminos, que nos llevan, con isleños y españoles, con el sentimiento de la América hermana, con nuestro ser Europeo, y el recuerdo de la África inescrutada,
a constituirnos en herederos directos
de la voluntad de dos pueblos,
que con su unión, buscaron y nos legaron,
el progreso y la libertad.

Juan José Laforet Hernández/1991.