sábado, 2 de febrero de 2019

A Francisco-Santiago Araña del Toro se le asigna una calle en El Lomo de Maspalomas.


En el último Pleno de la Corporación municipal de San Bartolomé de Tirajana y, por unanimidad, se le asigna entre otros, una calle al que fuera Alcalde de San Bartolomé de Tirajana Don Francisco Santiago Araña del Toro.

Dicha calle parace ser que es en Lomo de Maspalomas, y según se recoge de las noticias al efecto, la calle que se le asigna no tiene "afección vecinal"; lo que quiere decir, sin viviendas, sin vecinos....


Y, en el Lomo de Maspalomas, nos imaginamos que lugar por el que correteaba Don Francisco-Santiago Araña del Toro, cuando chiquillo y que tantos recuerdos le debe traer. (perdón).

Estamos hablando de de la misma persona a la que en 2012 se le otorgaba el reconocimiento de Hijo Predilecto de San Bartolomé de Tirajana por:

      1).- Haber sido Alcalde del Ayuntamiento de la Villa de San Bartolomé de Tirajana desde el año 1975 al año 1991; época de transición y de cambio de régimen político, en la que el municipio de San Bartolomé de Tirajana, como si de una metamorfosis se tratara,  fue dotado de una infraestructura social, cultural, deportiva y de oferta turística, convirtiendo al Municipio y a su gente en una sociedad moderna y comprometida con la nueva realidad.
      2).-  Que, entre su etapa como Alcalde-Presidente (1975/1991) y como Teniente de Alcalde y Concejal delegado de Turismo (1992/1995),  Maspalomas fue impulsada como destino turístico de primer orden, excelente y de calidad. Además, a día de hoy,  y con el paso del tiempo, se ha convertido –cada día más-, en un punto de referencia en la vida social y política de la isla de Gran Canaria en general y, evidentemente, de San Bartolomé de Tirajana en particular.

En sus inicios a "MASPALOMAS COSTA CANARIA", le suministraba energía un motor diesel instalado bajo un "Ojo de Puente".


Por Pedro José Franco López

 

Un motor diesel instalado en el "ojo de puente" de San Agustín, suministró energía eléctrica a las obras de la Urbanización y a las primeras instalaciones turísticas de "Maspalomas Costa Canaria".

 0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0



La Urbanización de la zona turística "Maspalomas Costa Canaria" dio sus primeros pasos el 15 de octubre de 1962; y no lo hace con la "puesta" de la primera piedra como es tradicional, lo hace de manera muy original, clavando una estaca topográfica de manos de Alejandro del Castillo y del Castillo, 8º Conde de la Vega Grande de Guadalupe y el arquitecto Manuel de la Peña Suárez-.

En esta acción, siempre vimos también una simbología en cuanto a las estacas que se clavaban en tierra para "arratiar" a las cabras mientras se alimentaban de las hierbas que crecían en la generosa tierra sureña y, por supuesto, en el diámetro que la cuerda diera de sí.

No existía energía eléctrica en Maspalomas y, para "salir del paso" y de manera provisional, la empresa Maspalomas Costa Canaria, procedió a instalar un grupo electrógeno diésel (un pequeño generador) de 30 kilovatios, que bastó para suministrar  energía eléctrica tanto a la obra, como a los Bungalows "Los Caracoles" y al restaurante "La Rotonda", primeras instalaciones turísticas que se inauguraban dos años después (marzo de 1964).


Este motor se ubicó en un "ojo de puente", debajo de la actual Avda. de la Unión Europea y, sobre el barranco que desciende entre las áreas 100 y 200 de Rocas Rojas y continúa al mar; para ubicarnos: en las cercanías de dónde hoy está la Clínica Roca en San Agustín-Maspalomas.


Existía la posibilidad de traer el fluido eléctrico desde Las Palmas de Gran Canaria, dónde estaba la Central Eléctrica más importante de la isla; pero según Don Alejandro del Castillo y Bravo de Laguna, Unelco les pidió sesenta millones (de pesetas) por llevar la energía eléctrica de Las Palmas a Maspalomas. Ante lo que consideraron un precio abusivo, (les salía más beneficioso "hacerse" su propia luz), optaron por construir y dotar  una Estación Eléctrica propia (Eléctrica Maspalomas, S.A. -Elmasa-).
 
Así fue como el 17 de mayo de 1971 se inaugura esta terminal de distribución eléctrica, en lo alto de la playa de Las Burras -barranco arriba-, dotada de un modernísimo y gigantesco motor Miller, de 40 toneladas y siete cilindros. 

Vaya desde aquí nuestro homenaje a los mecánicos -maquinistas- de entonces: Marcialito Afonso y Antonio Santana que estuvieron toda una vida asistiendo a los motores de la red de pozos y minas de las fincas de Maspalomas.