viernes, 30 de diciembre de 2016

YA VISTE LA PELICULA DE MI ABUELO??.

Por Pedro J. Franco López

 

Un nieto del más destacado protagonista de "Los últimos de Filipinas", el general Saturnino Martín Cerezo, es párroco de La Sagrada Familia en Las Alcaravaneras.



Suena el teléfono y, al responder, sin más, te sueltan desde el otro lado: "¿Ya viste la película de mi abuelo?". Me quedo in albis, sin saber que responder y, al poco se me acumulan una lluvia de datos: Filipinas, el suplemento "Cultura", de La Provincia/Diario de Las Palmas, Luis Tosar con rifle en ristre y, al mismo tiempo, se me viene a la memoria el segundo apellido del amigo Jesús Marqués, más conocido como el Cura del Templo.

Y es que, el Rvdo. Don Jesús Marqués Martín-Cerezo, ahora Párroco de la Sagrada Familia, en Las Palmas de Gran Canaria (zona de Alcaravaneras) es, nada más y nada menos que nieto, por parte de madre, de Saturnino Martín Cerezo; aquel joven que, con tan sólo diecisiete años (después de trabajar arduamente en las labores del campo para ayudar a la familia), se presenta voluntario al ejército; y, tras ascender a sargento en 1897, fue nombrado segundo teniente al ofrecerse como voluntario para ser destinado a Filipinas, por la necesidad de cubrir vacantes existentes ante la revuelta tagala en aquella Capitanía.

Sobre la solicitud de traslado a Filipinas, por parte de su abuelo, Jesús Marqués considera, como prácticamente toda la familia, fue a causa de haber muerto su primera esposa (Fuensanta Matos) al momento de dar a luz a su primera hija, que también falleció durante el parto; "No nos cabe la menor duda que lo que deseó en aquellos momentos era estar lo más lejos posible de Málaga". Es más, la férrea resistencia y atrincheramiento en aquella Iglesia de Baler, durante 337 días, pudo tener una subliminar motivación, paralela a la heroicidad y el patriotismo: en España no había nadie que le esperara".

Después de junio de 1899, en que el destacamento español de Baler se rindió, con todos los honores, habiéndose aceptado una serie de condiciones e incluso entre los vítores de sus tenaces enemigos, Saturnino Martín Cerezo llega a Madrid, dónde fija su residencia y dónde terminaría su carrera militar llegando a ser General de Brigada del Arma de Infantería y, el segundo general más joven de España; se une en matrimonio con una cubana llamada Felicia Bordallo de la Oliva, con la que tiene cuatro hijos: Felicia, María del Pilar, Amelia (madre de Jesús Marqués) y Saturnino (Nino).

Pero el joven general Saturnino tiene que sufrir otro fuerte revés; durante la Guerra Civil Española, los héroes de Baler sufrieron como todos los españoles y perdieron hijos en ambos bandos; concretamente Martín Cerezo recibió en su casa la visita de unos milicianos a los que espetó que si querían matarle lo hicieran en la cama donde yacía enfermo, obviaron esta propuesta y se conformaron con llevarse a su único hijo varón, de 18 años, y le mataron en Paracuellos.

De entre el anecdotario de Jesús Marqués destaca una que nos cuenta: cuando tenía siete u ocho años, fue en excursión escolar a visitar al Museo del ejército y los empleados eran soldados retirados y mutilados de guerra. Como niño, se acercó a uno de ellos y preguntó por su abuelo; en principio pensaron que preguntaba por alguno de los empleados, pero se formó una buena, cuando se enteraron que era nieto del general Martín Cerezo.

Jesús nunca ha hecho ostentación de esta particularidad, ni tan siquiera en estos días, en que está tan en boga la gesta de aquel célebre militar español, como consecuencia del estreno de la película "1898. Los últimos de Filipinas" y, para mayor abundancia, rodada en gran parte en el municipio grancanario de Santa Lucía.

Sin embargo, no le quedó otra que hacérselo saber a gran parte de los feligreses de su Parroquia, pues en el entorno de Las Alcaravaneras se halla una gran colonia de filipinos, los cuales le admiran de forma especial después de saber su parentesco con el más destacado protagonista de uno de los pasajes de la historia de su país.

Nos cuenta Jesús que, precisamente por esto, han convertido los salones de la Parroquia casi en la sede social del colectivo; salones en los que celebraron el 118 aniversario de la Independencia de Filipinas en junio pasado y que coincidía en fechas con el rodaje de la película en Santa Lucía y en la que la mayor parte de ellos actuaron como extras; de igual manera, hace unos días, unos doscientos parroquianos filipinos celebraron allí mismo su tradicional cena de Navidad.

A la pregunta de sí conoció a su abuelo, nos comenta que su abuelo falleció cuando él tenía un año y medio, tiene vagos recuerdos, por ejemplo que lo sentaba sobre la mesa de su despacho y, que recuerda perfectamente el mobiliario que, por cierto fué recreado fielmente en la película. Además, se crió oyendo continuamente la canción "Yo te diré" compuesta por Enrique Llovet expresamente para la película "Los últimos de Filipinas", que se estrenó en 1945, la interpretó Nani Fernández y que su abuelo no pudo ver. Jesús sí que la vió, rodeado de toda su familia en el palco de un cine de la Gran Vía madrileña.

Lo que no ha pasado en esta película de 2016, en que la familia no ha sido ni invitada ni consultada; no obstante, Jesús reconoce que la película le gustó, que los exteriores de Santa Lucía dejó encandilados a su familia madrileña y que refleja fielmente lo contado por su abuelo en el libro autobiográfico "El sitio de Baler -la historia de los últimos de Filipinas relatada por su más destacado protagonista-".

Trata de entender que la adaptación se haya tomado ciertas licencias para darle el tratamiento que precisa una cinta cinematográfica y que es una pena el que se pierda rigor para ganar morbo o espectacularidad. A este respecto, se levantan voces críticas, por ejemplo la de Manuel Sierra, Coronel de Infantería, que publica en un rotativo pamplonés que: "No hay mayor error al tratar la Historia, que juzgar el pasado con ojos del presente".

Por supuesto adaptación un tanto lejos del espíritu que impregna el prólogo de la autobiografía de Martín Cerezo, redactado por la ilustre pluma de Azorín y que se vale de la obsesión de Roma y la obstinación de Numancia, para hacer un paralelismo con la heroicidad demostrada por un grupo de hombres encerrados en una Iglesia del pueblecito de Baler, durante 337 días.

Según Wikipedia, el general Martín Cerezo, "Aunque alcanzó el generalato, sus ascensos los tuvo que pelear mediante recursos, porque para muchos oficiales y políticos era un personaje incómodo, a esto añade Jesús: "No sé yo qué pensaría mi abuelo de saber que tiene un nieto cura, pues mostraba también ser bastante anticlerical". De nuestra cosecha añadimos que lo iba a tener un poco mal, ya que Jesús, en términos artísticos, "padece" -horror vacui- (miedo al vacío), y  el óleo con el retrato de Saturnino Martín Cerezo, cuelga rodeado de una de las mayores colecciones de arte sacro e Iconos rusos de toda Canarias.

Nos dice Jesús que los contenidos museísticos que habían en el Museo del Ejército de Madrid, ahora están en el Alcázar de Toledo y, que el resto del patrimonio del abuelo está repartido entre la familia; habiéndole tocado a él, además del retrato en óleo en que figura con uniforme de gala: una metopa en oro que le concede el Ejército, un par de "Jarreteras", (que luce en los hombros en uniforme de gala) y, algunos documentos fotográficos; objetos por los que se ha interesado  el Museo Histórico Militar de Canarias, con sede en Santa Cruz de Tenerife.

A todo esto el ahora párroco de la Sagrada Familia también cuenta con reconocimientos en su haber,  pues le fue otorgado en el años dos mil dos el título de "Excelente del Turismo", porque mientras fue Rector del Templo Ecuménico de Maspalomas, "le supo imprimir el  valor espiritual y relieve internacional que posee y, por aglutinar en su encomiable labor religiosa, social y cultural a los turistas en general que visitan Maspalomas y por ser un lugar donde conviven en armonía y tolerancia prácticamente todas las Iglesias oficiales y libres de Europa”

  
 



Finalmente, a la pregunta de si iría a la Ceremonia de la entrega de los Goya, en los que "1898. Los Últimos de Filipinas" cuenta con nueve nominaciones, nos manifiesta que: "por supuesto, siempre de acuerdo con mi familia y la representación que estimen invitar". Y, si quiere mojarse con una posible quiniela, nos dice que "vería lógico se le concediera algún Goya relacionado con la localización de exteriores, ambientación, vestuario o la Dirección artística". De nuestra cosecha añadimos que en esa Ceremonia, la familia Martín-Cerezo debería tener palco de honor, no en vano el rodaje y estreno de la película coincide con el ciento cincuenta aniversario del nacimiento del general (1866/2016).




Cartel de la Película de 1.945
Cartel de la Película de 2016

viernes, 23 de diciembre de 2016

MASPALOMAS. LAS "COMEDIAS" DE NAVIDAD EN BLANCO Y NEGRO.

Hoy viernes, antevíspera de Navidad, "La Provincia/Diario de Las Palmas" se hace eco de aquellas "Comedias" de Navidad que se celebraban en Maspalomas en los años 60. 

En breve, aumentaremos contenidos. FELICIDADES.

lunes, 19 de diciembre de 2016

En la Provincia/Diario de Las Palmas de hoy lunes, día 19-12-




Hoy, lunes, día 19-12-2016, el Periódico "La Provincia/Diario de Las Palmas" dedica un amplio reportaje sobre aquella iniciativa original e innovadora de convocar un Concurso de Graffitis en los tabiques de los locales del Centro Comercial Yumbo-Center, recién inaugurado éste y, hace de esto unos treinta añitos..



martes, 6 de diciembre de 2016

Feliz Día de la Constitución.

FELIZ DÍA DE LA CONSTITUCIÓN / 2016.



Lo queremos hacer valiéndonos de la escultura en lava volcánica que está en el Parque del Campo Internacional, dónde en su día estuvieron ubicadas las Oficinas Municipales de Maspalomas y, dónde en su día también y, tal día como hoy: 6 de diciembre, se congregaban para celebrarlo y, convocados por el Iltre. Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana: Corporación municipal, Jueces y demás cargos de los Juzgados de Maspalomas, Jefes y mandos (debidamente uniformados de gala) de la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía local, Protección Civil, Cruz Roja, etc.

A su vez se convertía en toda una manifestación popular pués, además del empresariado de la zona turística, se convocaban también a todas las fuerzas vivas del municipio, como: Presidentes de Asociaciones, Colectivos y Clubes Sociales, Culturales y Deportivos, Religiosos, etc.

Además, se da la circustancia que, incluso antes de levantarse la escultura de Tony Gallardo, como quiera que la plaza ya estaba nominada como Plaza de la Constuitución, el 6 de diciembre, se leían articulos de la Constitución por una mujer, un hombre, un joven, un niño y una niña. 

Como en el transcurso de la construcción de la escultura colaboré con Tony Gallardo en alguna que otra cuestión y seguí bastante de cerca su trabajo, me autografió la foto que ilustra este artículo de la siguiente manera: "Para Pedro Franco, cuya eficacia contribuyó al éxito. Con afecto, Tony Gallardo/90"

miércoles, 9 de noviembre de 2016

LA DE TIRAJANA, UNA AVENIDA CON MUCHO ARTE.


Las cuatro -4- Esculturas que se encuentran desde el Cruce de la Vda. de Franco, hacia la zona turística forman parte de aquel Concurso que se convocó en 1993 y al que se presentaroin 104 propuestas. Las tres -3- que se ubican desde el Cruce hacia Fataga y, hasta la intersección con la Avda. Alejandro del Castillo, se incorporaron después. 

Todas ellas tienen una gran valía estética y artística y hacen de la Avda. de Tirajana (la principal arteria de la zona turísticas Maspalomas Costa Canaria y, del pueblo de San Fernando), un auténtico museo al aire libre.

En breve las desmenuzaremos una a una.

martes, 8 de noviembre de 2016

MASPALOMAS: Los "Desfiles de Variedades" del siglo pasado.

Artículo publicado en el periódico "La Provincia/Diario Las Palmas", el lunes, día 7 de noviembre de 2016.

En el viejo cine de planchas de Zinc, premonitorios de las posteriores Escalas en Hi-Fi, pero con voz y música en vivo y en directo.

Por Pedro J. Franco López.


Transcurrían los primeros años de la década de los 60 del siglo pasado, cuando surge en Maspalomas un movimiento "rompedor" para la época, que toma la iniciativa de promover una serie de actividades a fín de dar vida cultural y social a un pueblo al que tan sólo le movía el trabajo, la subsistencia, los amores, desamores y tragedias de las novelas radiofónicas y la lectura de las novelas de Marcial Lafuente Estefanía (para ellos) y, las de Corín Tellado (para ellas).

Empezaban a aparecer los primeros trazados de la urbanización turística "Maspalomas Costa Canaria"; la inquietud política les quedaba lejos a todos, pués todo se gestaba (se guisaba y se comía) allá por el centro de la isla casi, en un pueblo llamado Tunte y, la era democrática ni estaba, ni se le esperaba.

Este movimiento tuvo una impulsora: Goyita González Valerón, nacida en Cercados de Espino (la de enmedio de cinco hijos: Zoila, Carmela, Juan Antonio y Adán) y, que estudió en Los Peñones (Mogán); fué allí dónde coincidió con una buena maestra, que animó a sus padres para que la enviaran a estudiar a Telde y allí termina el bachiller; cuando fallece su padre, el sostén de una familia numerosa, se trasladan a las cuarterías del conde, situadas, aproximadamente, dónde ahora el Mercado Municipal; por lo que no es de extrañar que su familia cultivaran tomateros, justo encima de los 141 enterramientos de la Necrópolis de Maspalomas.

Con los esfuerzos obvios de la época, estudia Magisterio, imparte enseñanzas en la Escuela de Maspalomas y, en verano da clases particulares a los niños y jóvenes maspalomeros; con los que coincide además, en las misas que se celebraban en la Ermita antigua.


Por aquellas fechas, en Maspalomas había una especie de almacén de planchas de Zinc, que venía a ser uno de aquellos Cines de carácter rural (provisional o de temporada), regido por el entrañable David J. Nieves (productor y director de cine), en el que hacía de maquinista-proyectista Marcial Afonso Artiles y, de acomodador, su hermano Pedro.

Además, en este cine -multiusos-, se celebraban los famosos Desfiles de Variedades, en los que intervenían artistas grancanarios de la canción canaria, la copla, del humor y de la magia; Pepe Monagas, con sus cuentos de Pancho Guerra y, hasta el mismísimo "Joselillo Velázquez", el teldense, ahora internacionalmente conocido como José Vélez.

Goyita mantenía reuniones constantes con las chicas y chicos del pueblo y, a propósito de estas actividades foráneas, (que surgían de San a Juan a Corpus), se plantean el dar forma a algo parecido al fenómeno que surgiría bastantes años después: una Escala en Hi-Fi; con la particularidad que lo harían con su propia voz y, con música en vivo y en directo.
 
Piden permiso a Marcialito (mayordomo del conde), para utilizar el cine de lata (el Tripita Seca), logran la total integración en el grupo del matrimonio formado por Antonio Miranda y Arabia Saavedra (Antoñito y Arabita); se incorpora al proyecto la rondalla "Los Hermanos Moreno", liderada por Anastasio y, como vocalista, su hermano Máximo Moreno; esta histórica Rondalla (toda una leyenda), con el paso del tiempo pasa a llamarse "Los Cariñenas del Sur" y, aún sigue en la brecha, ahora con el nombre de "Rondalla Los Maspalomas". 

El primer paso fue hacer dos grupos: los niños que ensayarían "comedias" de Navidad y Sketch humorísticos; y los mayores, que  lo harían con poemas para recitar; canciones de copla; arias de zarzuela; habaneras y, algún que otro vals. La música: a cargo de "Los Hermanos Moreno", que añadían también la parte de folclore canario. Y, como no podía ser menos: se agenciaron de un maestro de ceremonias o presentador y, también tramoyista (el que corría y descorría la cortina), el polifacético y maestro del chiste ocurrente: Ricardo Franco Afonso.




A la vista del abundante documento gráfico que existe, llama poderosamente la atención la perfección y rigor para con los vestuarios y montajes escénicos, en unos tiempos en que el televisor casi ni hubiera hecho su aparición en los hogares maspalomeros.





Fué así como queda concebido un espectáculo en toda regla que recorre algunos pueblos del sur de la isla en el que se suceden diversas comedias cortas, estilo de las de "Las Comadres" y "Señoras y Criadas" y, las socorridas parodias de Escuela, (con Carmencita Franco como Profesora y regla en ristre); el total del elenco era: Arabita, Marisol y Ani Rivero, Carmencita, Higinia y Flora Miranda, Pino Franco, Nancy Armas, Estrella Franco, Mary Carmen Afonso, Carmencita Franco y Agustina Miranda (Tina). Además de: Ricardo Franco y la Rondalla "Los Hermanos Moreno".



En cuanto a las canciones y poesías: Arabita interpreta "Cómo se quiere a los hijos" y algunas más; Adoración hace de chiquillo travieso vendedor de periódicos (que vendía "El Imparcial"); Nancy Armas interpreta "La Jamona" a dúo con Máximo Moreno; Carmencita Miranda interpreta "La Huerfanita", de la mexicana Ana María González Llamas. Y, Goyita, que se reserva para sí (de luto riguroso y con mantilla de blondas) y, a lo Concha Piquer, la dramática copla "María de las Mercedes".
 
Pero lo que sin duda dejó más huella en las chicas que las interpretaron y, entre los que aún lo recordamos, fueron las coreografías cantadas de "Santander: eres novia del mar", de Jorge Sepúlveda o "Las Espigadoras" fragmento de la zarzuela "La Rosa del Azafrán"; coreografías en las que participan todo el elenco mencionado.

Para hablar de todo esto y, a fín de confeccionar esta columna se reúnen días pasados con Goyita, algunas de aquellas "artistas" de variedades de los años sesenta. El encuentro tiene lugar en la céntrica Cafetería "San Francisco", del Centro Comercial San Fernando, y aprovechamos para agradecer a los hermanos Pedro y María, para agradecerles la excelente acogida que nos dispensaron. Asisten a la convocatoria y, por lo tanto, se reencuentran con Goyita cincuenta y tres años después: Tina Miranda, Pino Franco, Ani Rivero, Adoración Rodríguez, Ana Rosa Franco y, Andreína Armas, que lo hace para testimoniar de alguna manera la presencia de su hermana Nancy, que ahora reside en Andalucía y, tienen especial recuerdo para las compañeras que han desaparecido, como: Flora Miranda, Mary Carmen Afonso y Carmencita Miranda.






A todo esto, fué vital la presencia de Ana Rosa en la reunión, que aunque no participó en ninguno de los Sketch, ni coreografía; sí que asistió a todos los ensayos, memorizó y,  aún recuerda, las letras de cada una de las canciones y textos de las comedias representadas; fué así cómo cincuenta y tres años después, a poco que Ana Rosa diera la entradilla de cualquier estrofa o estribillo, la secundaban todas a una y, en San Fernando de Maspalomas volvieron a sonar los valses, habaneras, coplas y poesías de aquella vivencia que nos hemos empeñado en perpetuar.

Como conclusión, Goyita resalta el grato recuerdo de aquellos momentos y también el agradecimiento hacia todas las familias maspalomeras, que tan bien la acogieron, tanto a ella, como a su madre y hermanos.

Y, una reivindicación se pone sobre la mesa: que los organizadores de las Escalas en Hi-Fi de hoy en día, que tanto proliferan en Fiestas y Clubs sociales, pongan en valor las cualidades de cada persona, con su voz en vivo y en directo; tal como ellas hicieron hace ya más de medio siglo.

Justo es reconocer el trabajo fotográfico de Juan Franco (Foto Franco), pues si no fuera por el testimonio del documento gráfico existente, esta iniciativa hubiera quedado borrosa o desaparecida en el tiempo y la memoria.